Y llegó la segunda parte de la Entrevista a Don Adriano Castillo!!1!!1!!Uno!1

Varios meses pasaron desde que el equipo de sordaos de Loserpower se reunió secretamente con Don Adriano Castillo, nombre clave: Moncho, en el prestigioso y legendario Bar de la Unión, lugar utilizado actualmente por la futura oposición chilena para comer completos, tomar Báltica y ver los partidos del Colo, la X y Cobreloa (la Cato no existe).

Varios meses pasaron también desde que el equipo de tragasables de Loserpower prometió (y encima anunció con bombos, platillos y maracas, que irresponsables) la segunda parte de la extensa “entrevista” que lograron realizar al héroe patrio. Pues bien, más temprano que tarde, se abrirán las grandes alamedas por donde pasé el Compadre Moncho libre de deudas y lleno de minas. estamos de vacaciones y es hora de transcribir la entrevista.

 

Compadre Moncho 024

 

Lolo Vitrola: Qué ha sido del actor que interpretaba al Memito?

Compadre Moncho: mira, ese chico empezó a los 10 años con nosotros, siendo un alumno del colegio… no sé…

Motosierra: colegio con nombre de destructor ruso?

Compadre Moncho: no, no, no, no, no. Este no era un colegio con nombre de destructor Ruso. Creo que estudiaba en el Calasanz o en el saint Gaspar, una hueá así. Y era un muy buen alumno, él trabajó muy bien con nosotros, pero llegó a los 17 ó 18 años, dio la prueba aptitud académica y sacó muy buen puntaje. Entró a estudiar ingeniería civil en la católica. Se tituló de ingeniero. Y ya cuando estaba en la católica ya nos creaba problemas… entonces, ya, un capítulo pa este cabro, y ahí todos esperando a que llegara de la universidad. Y al final: no le demos nada, porque ya era mucho, no tenía tiempo. Y después terminó, se tituló y empezó a trabajar… y qué iba a estar haciendo monerías con nosotros

Fuente: T13.cl

¿Qué fue del Memito? Haga click en la foto.

Levi: En la serie lo mandaban a estudiar Ingeniería Forestal al sur.

Compadre Moncho: Claro…

Motosierra: D: nosotros pensábamos de verdad que había estudiado ingeniería forestal en concepción…

Compadre Moncho: jajajaj, no, era Osorno

Levi: Temuco…

Compadre Moncho: Temuco, verdad. Allá estaba estudiando. Es que no aparecía, y son 60 personas en el estudio po hueón: entre actores, directores, productores, asistentes, cinco cámaras…

Motosierra: el dealer…

Compadre Moncho: (pone cara de “me pillaron D:”) claro D: las amigas que llegan a verte, los hueones que llevan el copete. Viste, entonces él se molestó, siempre lo ha expresado. Me da la impresión de que nunca le explicaron bien a él. Le dijeron: sabís compadre, no podemos seguir usándote porque eres un problema… no le explicaron bien, ese es el problema. Él se fue, se molestó con todos. La última vez que lo vi apareció en el funeral de la Yoyita, habló y todo. Yo la verdad es que lo entiendo…

Motosierra: no era su mundo nomás…

Compadre Moncho: Y además… qué tiene que hacer un ingeniero actuando. Un ingeniero a sus cosas que son más importantes que estar hueviando ahí en la televisión…

Motosierra: o en un Blog…

Compadre Moncho: jajaajaja, claro, en un blog hueviando. Voy a ver su página cuando llegue.

 

Ya a esta altura, Don Adriano, estaba medio cachúo. Como que se dio cuenta en el tete que se estaba metiendo concediéndoles una entrevista a 4 desconocidos que le hablaban de maracas, cumbia, polerones con dólares y que encima, le preguntaban las mismas hueás que le han preguntado por 20 años. Así que le explicamos un poco de que se trata Loserpower y su internacionalmente valorada labor benéfica en el mundo. Como no entendió nada la entrevista siguió.

 

Motosierra: Le vamos escribir la dirección en esta servilleta de mierda. Es que se va a decepcionar de nosotros…

Compadre Moncho: Es muy ordinaria la hueá?

Motosierra: Ojalá se caiga el servidor pa que no la vea…

Lolo Vitrola: Antes de entrar a Los Venegas tuvo algún proyecto, alguna película?

Motosierra: En Takilleitor no actuó

Compadre Moncho: no, ni cagando.

¿Takilleitor? ¿kisawa? Un análisis de nuestro enano CSP de aquel mito urbano en este interesante post

Motosierra: Ni en la de Lamadrid? cómo se llamaba?

Compadre Moncho: “Todo por nada”. Pero no estuve ahí, y eso que yo estuve en KB, que era la empresa que en ese tiempo tenían los Kreustberguer. y ahí se hacía Éxito y yo estuve 8 años en Éxito trabajando con todos éstos cómicos que ustedes deben conocer: Thompson, Jorge Franco, Chicho Azúa, Guillermo Bruces… yo estaba en el medio trabajando con ellos. De ahí conozco a mi mujer, la fea que ustedes saben.

Motosierra: Horrible, pecadora!

BpBraniak: Bravooooo!

Levi: un monumento.

Concertación o muerte, revolucionariamente

Motosierra: Por quién vota? (a estas alturas con el retraso de la entrevista es por quién votó D:)

Compadre Moncho: Yo soy de la concertación, señor. Yo Voto por Frei. Y si el candidato fuera Inzulza votaría por él.

Levi: vota por convicción?

Compadre Moncho: No, porque soy un leal representante de la concertación. Trabajé todo el gobierno de Allende, hice todo el trabajo de la UP y soy un hueón leal hasta las últimas. Me cargan los hueones díscolos, porque yo creo que todos los problemas se arreglan al interior. Hay que ser derecho, hueón…

Motosierra: de derecha no…

Compadre Moncho: No, derecha jamás. No podría ser de derecha si soy un hueón típico de clase media, me costó estudiar en el sentido de que, puta, me iba mal y me tenía que mantener, pos hueón. Todo ha sido típico como cualquiera, como ustedes: Losers. Entonces no podría ser de derecha, qué hago ahí. He presentado algunas solicitudes para pertenecer a la derecha pero no me ha resultado.

BPBraniak: los pitutos son mejores.

Motosierra: Haría Los Venegas en el CHV con el Negro Piñera.

 

Fuente: La Segunda

 

Compadre Moncho: Podría tener un negocio con el negro. O con la señora, que es estupenda.

Motosierra: Hacer swinger…

Leviatán: El Negro Piñera es la otra parte del vividor chileno, vividor con plata que lo alimenta el hermano.

Compadre Moncho: Es un vividor que las ha tenido todas fáciles. Al Negro le falta plata va a hablar con su hermano.

Leviatán: Con cualquier hermano.

Compadre Moncho: Pero fundamentalmente con Sebastián. La madre al morir, le encarga…

Motosierra: Ésto es un mito?

Compadre Moncho: No es un mito, es verdad, hueón…

Leviatán: Le encarga al hermano menor…

Compadre Moncho: Claro, es el hermano menor, la oveja negra de la familia, el rebelde, el hueón que se va a Estados Unidos a tocar guitarra, mientras todos los otros eran profesionales destacados, la madre, preocupada de éste loco, agarró a Sebastián y lo comprometió. Eso es verdad, es absolutamente verdad. Y cuando tu madre te pide algo en su lecho de muerte no podís fallar, hueón. Así que está condenado a mantenerlo el resto de su vida.

Motosierra: Entonces la Yoyita antes de morir le dijo a la Silvita: Cuida al compadre Moncho…

Compadre Moncho: jajajajaja. Siempre tuve una buena relación con ella. No sabía nada de caballos, pero era muy divertida y siempre me cagaba con las apuestas. Fue muy alegre a pesar de haber sufrido grandes penas, vivó sola, pero la Yoyita tenía una alegría natural, irradiaba mucha alegría. La Yoyita murió a los 94. Ella trabajó bien hasta los 91, pero bien, con libretos que se los estudiaba y todo. ya a los 92 empezó a flaquear, se enojaba mucho porque no se podía aprender las hueás po. Era muy ingeniosa y muy divertida.

 

Fuente: diarioatacama.cl

Feo pero no hueón

Lolo Vitrola: Cómo es la relación con Beatriz?

Compadre Moncho: Ya, voy a hablar de esa mina. Además de ser preciosa, un monumento de mina, con unas piernas enormes, hueón, que le llegan al suelo tiene buen carácter, en las hueás tuyas no se mete, te apoya, te cuida. Éstos pantalones, por ejemplo, me los hizo ella. Hechos por ella. Ésta casaca me la compró ella. Una mina fantástica, hueón. LA MINA, HUEÓN. Ahora está en la casa. Voy a llegar y va a estar todo hecho, la palta molida, el pancito caliente, la once servida. Una mina fantástica, el sueño del pibe. Entonces yo les dijo a mis amigos: miren hueones -qué me dicen “cómo conseguiste esa mina?”- es la bendición del señor. El señor existe, hueones. Ustedes deben ser ateos, yo también, pero aquí la vida demostró que Dios existe. Dios existe, esta es una prueba fehaciente. Por qué? porque tuve que haber algo hecho algo muy bueno para recibir éste premio que es Beatriz Alegret.

Leviatán: O ella se portó muy mal en alguna vida anterior y la están castigando.

Compadre Moncho: Jajajajaja, parece, hueón, jajaja. Puede ser eso. Pero es fantástica. Por ejemplo, la tengo que obligar a que me acompañe a los estrenos. No le gusta que la miren mucho, que le pidan fotos, que le pidan autógrafos. Entonces yo tengo que ir con otras minas. Y siempre escojo a mis compañeras de teatro para que me acompañen, entonces aparezco con alguna y dicen: éste conchasumaaaaare, mira con quién viene! Y los hueones sufren y yo me cago de la risa.

 

foto_0000006720151124101534

 

Lolo Vitrolo: entonces, sencillamente no hay receta.

Compadre Moncho: Receta para conseguir una buena mina? Sí, la hay.

Lolo Vitrola: Cuál es?

Compadre Moncho: La receta fundamental es la siguiente, dos puntos. Ja ja ja

Leviatán: Tomémos nota.

Compadre Moncho: Tomen nota. Graben nomás. Lo fundamental es llamar la atención. Si ésta hueá es el reino animal, hueón. Y cómo se llama la atención? Destacándose. Si ustedes son buenos profesionales, si se destacan en su trabajo, la mina que a ustedes les gusta se va a fijar. Porque las minas andan buscando el mejor elemento dentro de su círculo. Siempre están mirando donde está el mejor. Seguridad, protección y además buscando la reproducción. Ellas no lo saben, pero andan buscando los mejores genes, parece hueveo pero es así. Entonces se fijan en quién se destaca y hacia allá van. O sea: hay que destacarse y llamarles la atención. Segundo consejo: a una mina rica jamás le den mucha bola. Nunca. A las minas ricas hay que tratarlas como feas…

Motosierra: hay que pegarles, mandarla a barrer.

Compadre Moncho: No, niuna hueá, nada, nada. No las tratís como las trata la mayoría de los hombres que le abren la puerta del auto, le traen la silla y todos babeando, corriéndole la saliva por la mina. No! nada de eso, al revés. Hay que tratarla como un compañero, en un principio, después se cambia la hueá. Cuando la mina ya ha dicho “y éste hueón qué se cree que no me da bola? Qué se cree éste feo de mierda que no me corre la silla, que no me… ”

Motosierra: corre mano…

Compadre Moncho: Claro, jajaja. Entonces, ahí, en ese momento, cuando ya se interesó en el producto, tú la invitas a tomar una cerveza, la invitas a un estreno, pero así como que no quiere la cosa. “Oye, me acompañarías a tal parte. Tomemos un café en el centro”, ese tipo de hueás. Pero si voh estai interesado en una mina, que la mina no se de cuenta, hueón, porque ahí te va a cagar, te va a fallar.

Compadre Moncho 064

Lolo Vitrola: Entonces he estado dando bote como 15 años más o menos D:

Compadre Moncho: Si tú has demostrado tu verdadera intención, como cuando una mina te gusta tú se lo demuestras, TERROR. Ella tiene que acercarse, no arrancarse de ti. Y no es fácil, ah, no se consigue siempre. Pero eso tiene que pasar, la mina se tiene que acerar a ti. Yo anduve con unas minas fantásticas en Química y farmacia, y los hueones no entendían. Y era porque me destacaba. Las hueonas me miraban y veían un buen alumno, un hueón que es consultado, un hueón del que hablan hasta por ser buen jugador de fútbol o por contar buenos chistes. Y cuando se acercan tenís que ser delicado, atento, buena onda, pero no en exceso, lo normal. Nunca babear. Sino la mina dice “ya lo tengo listo, hago lo que quiero con él”. Y después te botan.

Otra cosa, siempre hay que ser un hueón sólido, donde la mina se refugie. Porque ésto andan buscando estas hueonas: seguridad y protección. Una confidencia, cuando conocí a la Beatriz me plantea que tiene un problema. “No te preocupes de hueás, yo lo soluciono”. Al día siguiente ya lo había solucionado. Después empiezan los pequeños detalles: desayuno a la cama, cariños. Qué es lo qué quiere, te dice que le lleves leche y pan y le llevai leche, pan y todo lo que quiera. Una, dos, hasta diez veces. En la once la podís cagar, te podís mandar una cagá. No llegar por ejemplo. te sale un carrete y nunca llegaste.

“Ah, pero que pasó” y se enoja por la hueá. Quién te defiende? Las amigas de ella “pero si es tan buen marido” porque hiciste diez hueás buenas antes. Así es la hueá.

Lolo Vitrola: Y con los caballos le va bien?

Compadre Moncho: Bien, los datos eso si, no funcionan nunca. La hípica es para los dueños de caballos, los preparadores, los jinetes y todos los hueones que están cerca de los caballos. Nosotros tenemos que apelar a la cueva.

Leviatán: A la intuición.

Compadre Moncho: In-tui-ción. Que bonita palabra.

Lolo Vitrola: Yo tuve una mano con datos de alguien que trabajaba en las caballerizas del hipódromo. Dato que me daba, caballo que ganaba.

Compadre Moncho: Lógico, porque esos hueones son los que saben la verdad, ellos los están vigilando. Los caballos de carreras son lo más hueón que hay, tú los mirai feo y no corren.

Motosierra: Sensibles las maracas

Leviatán: como maricón celoso

Compadre Moncho: Como actor de teleserie.

Risas maracas de todos

Compadre Moncho 060

Compadre Moncho: Por eso a ellos hay que creerlos, ellos tienen la verdad. “El caballo está bien, hueón, juégalo”. En las carreras hay 1.500 factores que juegan en contra. Además son seres vivos, animales. Le pegai al hueón y se niega a correr y era favorito y pagaba un peso veinte. Y todos los viejos echando chuchás. Basta que el jinete se desestribe y cagó el caballo. Al final la hípica es azar, por eso sólo jueguen lo que están dispuestos a  perder. Si tenís 3 lucas, juégalas, pero no más que eso, sólo la que podís perder, no te podís pitiar la plata para la casa.

La entrevista (a esta altura conversación de curaos) siguió por unos 50 minutos más. Se tocaron temas trascendentes como el júrgol, las actrices vegetarianas que se niegan a hacer tele y le dan cualquier color con el teatro. Hablamos de un proyecto de un libro de conversaciones que tiene planeado hacer y pelamos a los actores que se creen la zorra porque tienen bigote y comen sushi, sobre las veces que lo han echado de su casa por no querer tener hijos con esa sabrosura que es la tía Teta y un montón de tonteras que apenas se entienden en la grabación. Pasaron varias cervezas y le sonó el celular, era una tal Rut y salió a hablar fuera del bar. Ahí dijimos: cagamos, se fue, la hizo. Al final estábamos con el Compadre Moncho más que con Don Adriano Castillo. El personaje, sutilmente, envuelve a Adriano y habla por él, dice lo que de verdad quiere decir usando la chasca y la cara de farrero de Don Moncho. Más que Jekyll y Mr. Hyde es como Stanley Ipkiss y The Mask pero chileno, con cartillas del teletrack en la chaqueta, una cajetilla de lucky y una mujer fenomenal que lo espera en su departamento del centro. Ella y la actuación son su equilibrio. Él lo sabe, no lo dice, pero se intuye. Y ya habían pasado como 10 minutos, íbamos a pagar la cuenta nomás y partiríamos a zamparnos unos tocomples al portal Fernández Concha y apareció cagao de la risa:

Compadre Moncho: Perdonen chiquillos, me puse a hablar por celular y me embalé. Era por trabajo. Además mientras hablaba me vio un hueón, me invitó a tomarme una cervecita y no puedo rechazarlo, no le podís decir que no a un hueón que te está ofreciendo una cerveza helada. No podís.

Nos dijo que lo disculpáramos, Beatriz lo estaba esperando con oncecita en su casa. Se despidió de abrazo, nos deseó suerte y prometió visitar Loserpower. No sabemos si lo hizo, ni siquiera si alguien le mando el texto con la entrevista por mail. Qué yo sepa, nadie anotó su correo. Nos sacamos las fotos de rigor como prueba de ésto y se fue caminando, como bailando un merengue, dándole sabor a las grises calles de santiago.

LP



A ESTA HUEÁ LE DOY:
1 JUMBITO2 JUMBITOS3 JUMBITOS4 JUMBITOS5 JUMBITOS
(36 votos / 4,92/5)
Loading...