Wendy Sulca en Chile. Folklore alucinógeno directo desde el Perú.

Un shock nervioso electroperuano. Cien Terabytes de información codificada desde el youtube a la realidad. Como en la película Mad Science, la internet dio vida a una persona y esa persona es Wendy Sulca.

El loco motoneta y el Dr Motosierra con su cámara, fueron testigos de este magno evento. El punto de encuentro: Blondie, epicentro del streaming en vivo mas delirante de lo que va de año, lugar donde se congregaron alrededor de una cachá de weones para vibrar con la tetita y otros éxitos, cargados de sonidos sabor peyote.

Sigue leyendo como fue la fiesta Electro-latinoamericana mas importante del año, en loserpower, el medio oficial de Wendy Sulca en Chile.

El máximo exponente del neo folcklore peruano se presentó en Santiago de Chile casi al ser las cuatro de la mañana en Discoteque Blondie, ya que antes de eso, la maravilla del perú deleitaba a valparaíso con su sabor andino. Durante la espera, VJ Juan Carlos ponía música digna de un QNSDERI en un variado mixtape que mezclaba Mijares, René de la Vega, Pandora y Xuxa, llenando el ambiente de Kitch, locura y nerviosismo.

Cuando las luces se apagan, los aperrados fanáticos que seguían en pié a esa hora en el subterraneo del local dirigieron sus miradas hacia un rojo escenario adornado con flores. Un desubicado animador comienza a calentar al público, no era necesario, todos los que estábamos en ese lugar y a esa hora veníamos a lo mismo. Aún no vemos a la pequeña Wendy pero si escuchamos una voz, una voz conocida y de hombre, un timbre particular. Era aquel que todos conocemos como “La voz de los videos”, aquel que presenta a Delfin hasta el fin, aquel que nos mostró a la tigresa del oriente, el promotor y productor del folcklore del tercer milenio, el Timbaland del perú. La voz de los videos aterrizó con aplomo al escenario y con fuerza dijo: ¡Donde están los hombres que quieren cerveza, con ustedes Wendy Sulca!. Se desató la pollada, las cervezas se transformaron en inca-cola y las palomas desaparecieron del recinto.

Como la aparición de una antigua princesa inca, Wendy Sulca se materializaba en el escenario. Espléndida lucía su tradicional vestido rosado y escoltada de sus dos bailarinas (la morena estaba para nacionalizarla), de fondo se escuchaban los primeros compases de “Cerveza, Cerveza”, tema que encendió al etílico público y que inició la que sería una corta, pero inolvidable jornada.

Una corta pausa y la pequeña Wendy contraataca con su éxito mas emblemático “La Tetita” (AKA: lohpeshoh, en quechua). No puedo seguir sin mencionar que a sus cortos quince años, sigue siendo extraño verla tan chica como para cantar sobre cerveza y tan grande para cantar sobre mamar teta.

El momento emotivo de la noche comienza con la sentida letra de “Papito” , con la voz quebrada, la estrella de San Juan de miraflores, rendía tributo a su fallecido padre. Una extraña mezcla de locura y respeto se sentía en el público. Ambiente de Locurrespeto.

Lo que parecía el final de la tocata terminó como los rockstars saben terminar, con un encore a capela del éxito “En tus tierras bailaré”, solamente la parte que Wendy interpreta, el himno de latinoamérica por la paz en la franja de gaza.

Termina la tocata,  todos contentos aunque algo insatisfechos por no haber escuchado al menos “Like a virgin” o  “Baño de Iron Man“. Sin embargo, la pequeña Wendy prometió volver a bailar en nuestras tierras junto a sus amigos Delfín y la Tigresa del oriente.

Sale Wendy del escenario, es momento de actuar, agarro de un ala a Motosierra y me lo llevo a hacer la guardia a Wendy Sulca, sapo como el solo metía su cámara entre los espacios de la puerta que nos bloqueaba de la estrella del perú. Una masa de gente se amontonaba para conocer a su ídola. Como los choros mostramos nuestras credenciales, sacamos las fichas e impusimos respeto, una agradable señora que venía con el equipo de Wendy prometió llevarnos donde nuestra ídola. Nunca volvió. Nimporta, porque nos regaló un poster. Rajamos a la puerta y con viveza en la mente traspasamos el límite que rompe el deseo y lo logramos, con locura nos regaló este lindo momento.

Poquísimo el tiempo que pudimos estar con ella, sin embargo fue suficiente para ver mas de cerca a la artista en ascenso, encantadora nos regaló un saludo sin poner caras ni reproches. Salimos felices, habiendo cumplido la misión. Celebramos bailando rap en el escenario, el mismo escenario donde alguna vez en santiago, se presentó Wendy Sulca.

Fotos: Motosierra

Agradecimientos a Discoteque Blondie.



A ESTA HUEÁ LE DOY:
1 JUMBITO2 JUMBITOS3 JUMBITOS4 JUMBITOS5 JUMBITOS
(1 votos / 5,00/5)
Cargando…