semanacuicos

En un sofisticado intento de revivir esta página de mierda, los únicos editores cesantes con tiempo libre del staff nos juntamos y fuimos a comprar cervezas baratas a la boti regalona porque, como todo el mundo sabe, la cesantía fomenta el alcoholismo y la depresión.

Después de comprar y de saludar a los compañeros del colegio que atienden el boliche, nos sabíamos servir en el camino para fomentar la creatividad cuando nos dimos cuenta que nos cambiaron la hueaita que abre la lata: el mal llamado tab.

El cómo este minúsculo cambio aparentemente inofensivo gatilló en el aplasadísimo lanzamiento de una semana entera dedicada a odiar a los cuicos culiaos, después del salto: