Semana de la Medicina Poloni: El flagelo social de los Mugrientos, una plaga que se expande

semana

En Loserpower comenzamos una semana mágica un martes, dedicada a las nuevas corrientes de medicina no convencionales que están tan en boga por gente amante de la naturaleza reticente al veneno y químicos controladores de mentes que representan los médicos. Como si estudiar medicina ocho años en una universidad y basarte en la ciencia te hiciera el dueño de la verdad ¡Aguanten los homeópatas!

Los chilenos somos muy dados a encasillar a la gente. Sin embargo, los mugrientos o jipis cochinos hacen todo lo posible por calzar con todos los clichés posibles. Le hacen a la homeopatía, se oponen a las vacunas, practican yoga, se mandan litros y litros de flores de Bach, tocan sus tambores de mierda y viven en una realidad paralela que sólo ellos entienden.

Si uno realiza un análisis simplista, podría decir que “hay que dejarlos tranquilos porque es su volá”. Si, está bien. Pero el drama es que si fuera su volá, no tendríamos gente prohibiéndonos comer carne, negando la eficacia de las vacunas y despreciando a todos los que no piensan como ellos. Comenzamos la Semana de la Medicina Poloni con los mugrientos, una tribu urbana cada vez más en alza en la era del Facebook.

Con sus escuelas Waldorff que cuestan cientos de miles de pesos –todo el mundo sabe que la pedagogía Waldorff es elitista y carísima–, sus gurús chantas y sus facilitadores de talleres (como les gusta decir a los charlatanes que imparten talleres que no sirven para nada), talleres tipo “cultiva tu niño interior” o “sanación a través de la imposición de manos” y un largo etcétera, el daño que causan es grave.

11990658_1125566087457924_455332326636114602_n

Pero hasta ahí, son sólo apreciaciones personales. Puede que no te guste la música de sus tambores de mierda, sus batucadas, te den asco sus cuerpos pintados, te parezca repugnante su defensa de las toallas higiénicas de tela, su olor te de ganas de vomitar o te cause risa su uso del Photoshop. Como dije, son cuestiones de gusto.

Lo que hace perjudiciales a los mugrientos es el constante engaño a las personas con cosas que no funcionan, que son derechamente una estafa, como el reiki, el biomagnetismo, la sanación por cuencos tibetanos o mandalas y un tremendo etcétera. Además, funcionan bajo la lógica de una estafa piramidal: Aparece un chanta que dice tener X curso en la Universidad o Instituto de quién sabe chucha y “certifica” a otros chantas, que a su vez se sienten facultados para certificar a otros chantas y así esparcir el chanterío.

Supuestamente, su meta es contribuir a que uno abra su mente y adquiera la capacidad de mirar la vida desde una perspectiva holística (ni yo entiendo lo que acabo de decir), pero nunca se olvidan de cobrar una buena cantidad de plata por cada “curso que facilitan”. Es cosa de ver sus afiches, donde aparecen estipulados el valor y los medios de pago, camuflados como una “inversión”.

Aficheabundancia

Inversión

Por otra parte, promueven prácticas relacionadas con la salud que son sumamente riesgosas, como el uso de “medicinas y terapias alternativas” para el tratamiento de enfermedades -desde el resfrío común hasta el cáncer-, que no tienen efectividad alguna; el parto natural en condiciones poco aptas para tener un hijo, bajo la excusa de que es la “forma correcta de tener hijos”, pasándose por el aro años y años de evolución de la medicina. No porque haya médicos que lucran excesivamente con cesáreas, tienes un motivo para tener a tu hijo en una pieza insalubre, asesorado por alguien que “cree saber” y que, claro, cobra mucho por eso.

Igualmente, se oponen a la vacunación de sus hijos, con todo el riesgo que eso implica porque, para ellos, las vacunas son antinaturales. Lo mismo que con tratamientos para la hiperactividad o el déficit atencional, enfermedades que, según ellos, “no existen”.

En noesnalaferiapower creemos férreamente en la libertad de las personas para pensar y hacer lo que ellos estimen conveniente. Pero, cuando te dedicas a cagar al resto y a poner en riesgo la vida de otros, es para que vayan a sentarse a culo pelado en una araucaria.

 

Comienza aquí la Semana de la Medicina Poloni, como siempre por tu Loserpower regalón

 

 

Si tienes un relato, historia, vivencia o columna respecto a la medicina Poloni puedes enviarnos tu post a nuestra casilla de siempre, como siempre estamos atentos a todos sus aportes:

lectore¡Click!

 



A ESTA HUEÁ LE DOY:
1 JUMBITO2 JUMBITOS3 JUMBITOS4 JUMBITOS5 JUMBITOS
(61 votos / 3,84/5)
Loading...