Lola loser del mes: Claudia, la mujer que escribe Fanfics a Germán Garmendia

 

portgerman wtf

De pronto uno se encuentra con hueás raras que hacen preguntarnos qué pasa con la cabeza de algunas personas que dedican creatividad, tiempo y esfuerzo para dar rienda suelta a sus deseos más personales e íntimos, como por ejemplo los editores de Loserpower. Tenemos a la joven Claudia “Winchester”, una muchacha obsesionada con el renombrado Youtuber nacional Germán Garmendia que decidió materializar sus sueños húmedos románticos en una demente larguísima y tierna historia que nos recuerda que el mundo no es un lugar tan terrible como algunos se empeñan en demostrar, también hay cosas puras y valiosas por las cuales despertar por las mañanas, cosas como el amor verdadero e inmaculado entre dos seres humanos… aunque sea imaginario.

 


Loco, los textos de Claudia son una locura esquizofrénica romántica, la muchacha ya lleva más de 60 episodios del romance idílico sin contenido sexual que haría morir feliz a cualquier mujer. Esto es sólo una pequeña muestra, las fotos que adornan el texto las compartió ella misma al mundo.

 

Capítulo 39

Germán miró asombrado hacia la ciudad(…) Era un espectáculo hermoso.

– Germán: ¿Y a ti te toca ver esto cada noche? Suertuda.
– Claudia: Lástima que desde mi casa no se pueda ver, pero trato de venir cuando puedo. Este paisaje me encanta.
– Germán: Es realmente hermoso.
– Claudia: Y a fin de año se ve aún más bonito con las luces de Navidad.

(…)Miré a Germán. La noche lo hacía ver más tranquilo, con un semblante que me encantaba. En sus ojos podía ver una inmensa calma, y al parecer era contagiosa, pues de inmediato pude sentir como la paz me inundaba, y no me alteré en lo más mínimo cuando él me atrapó mirándolo.

Sonrió y me abrazó. Estuvimos en silencio durante un buen rato, mientras yo trataba de hacer que mi corazón no se saliera de mi pecho. Había algo que yo no entendía. ¿Qué podía ser tan poderoso en mí como para que Germán quisiera abrazarme cada vez que me atrapara mirándolo? Tal vez era para no sentirse tan incómodo siempre. O tal vez era porque de verdad le gustaba abrazarme. Era muy complicado saberlo, pues por más que quisiera, yo no lograba adivinar lo que pasaba por su linda cabecita.

Puta que es pavo Germán, solos en un mirador en una situación así yo ya le tendría la lengua en la tráquea

Yo no sabría qué hacer cuando se devolviera para Chile. Tal vez iba a tratar de seguir mi vida de forma normal, pero iba a ser muy complicado. Tener cerca a Germán para que luego se fuera se iba a sentir como ganarse el gordo de la lotería, pero que unos días después te quitaran el premio. Conociéndome como lo hago, sabía que me iba a sentir devastada y sola. Iba a ser difícil vivir así, pero no me iba a morir. Al menos iba a tratar de ser feliz.

El enamoramiento de Claudia es cuático amigos, ni cuando he estado en los mocos sufirendo por alguien desarrollé sentimientos tan complejos como esta muchacha. Eso pasa cuando eres Germán Garmendia.

 

Capítulo 37
Ojo que este capítulo está “escrito por Germán

esta cara me hace ver gracioso
Con mi #comedia enloquezco a mis fans

Clau me miraba insistentemente mientras me comía el algodón de azúcar, y mientras lo hacía, yo no dejaba de pensar en lo que Giselle me había dicho antes de irnos al parque.

“Ustedes dos harían una muy linda pareja”. ¿Cuántas veces me había pasado con alguna chica? Varias. Pero yo no le prestaba mucha atención al tema, pues cada vez que alguien me decía eso, pasaba exactamente lo contrario

“No tenemos que ser pareja para divertirnos…”, me dije a mí mismo. Y en ese momento lo estaba comprobando. Clau era muy divertida, inteligente, y bastante extraña. Pero a pesar de todo, tenía algo muy especial que me mantenía ahí, queriendo tenerla cerca.

Claudia es irresistible ¡Despeja tu mente de cavilaciones y date cuenta, Germán!

(…)tal vez yo le gustaba a Clau por los videos y por la música. Era lo que ella podía ver mientras nos separaban más de 4000 kilómetros de distancia. Tal vez era por eso. Quería pensar que era simplemente eso, para no complicarme la vida más de lo necesario.

Pero no lo era. En sus ojos podía ver que, aparte de admiración, había algo más. Algo que traspasaba el vínculo entre lo que conocía a través de una pantalla y lo que estaba viendo en la realidad.

(…) Clau era el sol que no golpeaba su pálida piel, tenía un brillo en los ojos que me apartaba del mundo y me transportaba a lugares en mi mente que nunca había explorado. ¿Sería posible que yo pensara en…?

Germán de verdad se está pasando los medios rollos con Claudia, está enamorado pero por un justificado temor de superstar no quiere darse cuenta… pero sabemos que en los fanfics la vida al final el amor siempre se impone. Dale Germán, no te hagas el duro, entrégate a lo que realmente sientes.

claudia emocionada
_No puedo creer las cosas hermosas que digo que Germán dice de mí en mi historia imaginaria

 

Capítulo 40

Después de un tempura de vegetales y 10 rollos de salmón ahumado, Germán y yo quedamos satisfechos con nuestras elecciones para cenar. Lo más memorable de la noche había sido él, aprendiendo a comer con palillos mientras yo le enseñaba, causándome unas cuantas risas mientras intentaba agarrar las tiras de zanahoria salteadas en ajonjolí para comérselas. Fue todo un espectáculo.

Jocoso, como todo lo que hace Germán

(…) tomó mi mano. Parecíamos personajes de Avatar, pero no estábamos en Pandora. Lo único que faltó en ese momento para que fuera perfecto fueron los insectitos brillantes cayendo del cielo.
Durante un instante, mientras mi mano tocaba la de Germán al mantener los ojos cerrados, creí que mis pies habían dejado de tocar el suelo a medida que la calma me llenaba por dentro. Si alguna vez podía haber hablado del instante más mágico de mi vida, podía haber sido ése.

El amor verdadero hace mágicas hasta las situaciones más cotidianas de la vida. Aunque en tu esquizofrenia imaginación estés en Pandora.

 

Capítulo 41

Germán se dio cuenta del cansancio que yo sentía, y de inmediato saltó del sofá como un resorte. Luego se arrodilló frente a mí.

Chaaa, la hizo corta.

– Germán: Bueno, Clau… como todos estos días te has desgastado para atenderme, me toca a mí ahora.
– Claudia: ¿Qué? ¿De qué hablas?
– Germán: Te veo cansada. Entonces te voy a traer una taza de té y una bolsa de hielo para que tu ceja se desinflame del todo.
– Claudia: Pero, yo no necesito… ¡no tienes por qué hacerlo!
– Germán: Ok, ¿te quieres dejar consentir un poquito de mí? No has podido descansar desde que llegué, y creo que te lo mereces. ¿Porfi?
– Claudia: Germán, eres mi invitado. ¿Cómo se te ocurre?
– Germán: Ok, si no descansas, te dejo de hablar.

Respiré hondo, y no pude resistirme a sus ojos de ternero degollado. Me reí, y como no tenía otra opción, decidí aceptar lo que Germán me ofrecía.

– Claudia: Está bien. Pero sólo por esta vez. El té está encima de la nevera.

Lo tenís listo, tigresa. Ese Germán ya está dilatado, quiere puro ser tu esclavo sexual, no existe en la vida otro motivo por el cual un hombre quiera llenar el estómago de una hembra. Maestra.

Capítulo 48

Después de pizza y gaseosas, había que hacer algo para bajar un poco la llenura. Y tenía algo perfecto para eso: ¡Just Dance 4 para Wii!

– Germán: Clau… en serio, ¡qué flojera!
– Claudia: Porfi… al menos 2 canciones, es para que no te acuestes estando demasiado lleno, ¿si?
– Germán: Está bien. Pero sólo porque el Just Dance 4 tiene el Gangnam Style.
– Claudia: ¡Yupiiiiiiiii!

El Gangnam Style de Germán y David fue una demostración de torpeza bastante divertida. De las más graciosas que he presenciado.

Estoy de acuerdo, ver a Germán bailando el Gangnam Style debe ser lo más gracioso que pueda presenciar en la vida.

 

Capítulo 53

– Germán: Clau… ¿por qué el Winchester?
– Claudia: Te habías demorado un poquito en preguntarlo… ¿has visto alguna vez Supernatural?
– Germán: No me he tomado el tiempo para verla completa, pero lo poco que conozco me ha gustado mucho.
– Claudia: Bueno… al menos sabes que el apellido de Dean y Sam es Winchester, ¿cierto?
– Germán: Ajá.
– Claudia: Me encanta como suena ese apellido… es bastante enigmático y bonito… de ahí viene el Winchester. Ah, y Sam me trae loca. Cuando las demás quieren a Dean, yo voy detrás de Sam. Siempre. Él es genial.
– Germán: Sí, claro…

No pude evitar notar un tinte de celos en las palabras de Germán. Pero tal vez me lo estaba imaginando. No era posible que él sintiera celos de un personaje de ficción.

Ahí está, nos tenía a todos intrigados de dónde había salido el apellido anglo. Germán contrólate, sabemos que te tiene enamorado hasta los dientes, pero Claudia tiene derecho a tener amores platónicos, celoso.

german se regala a si mismo
Además Clau no hace fanfics ni dibujos románticos de los Winchester, no seas tonto, no tienes competencia.

 

Capítulo 57
Escrito por Germán

Me di cuenta de lo mucho que podía aprender de Clau y sus compañeros de banda. Todos tenían un talento y una paciencia inigualables, y me sorprendía lo unidos que habían llegado a ser a lo largo de los años. Sin duda era algo que habían cultivado entre todos con mucho amor.

Claudia y sus amigos son lo máximo, por si antes esto no quedó claro.

amigos nerds

(…) Pero me quedó en la cabeza un pequeño pensamiento: yo no lograba entender por qué me sentía tan nervioso cuando estaba solo con Clau, y por qué mi nerviosismo se intensificaba más cuando tocábamos juntos(…)

Es evidente que estoy enamorado pero tratar de repremirlo lo hace todo más romántico (e imbécil)

Traté de no prestarle mucha atención a eso, y en vez de eso me dediqué a mirar a Clau cuando no se diera cuenta. Verla a ella era como ver un atardecer, fascinante y colorida.

Esta cabrita se sabe un ángel y no escatima en halagos cuando expresa los sentimientos imaginarios de Germán.

 

Capítulo 64

– Germán: Te felicito, Clau. Ya eres cinturón verde.
– Claudia: En dos días lo seré. Y no me voy a enfermar, no quiero faltar a la ceremonia de ascenso de nuevo.

Germán me sonrió y me acarició suavemente la cabeza. Nunca había hecho lo segundo, y me extrañó. Pero no me iba a quejar, se sentía bien. Si por mí fuera, podía seguir acariciándome la cabeza todo el tiempo que quisiera.

Y no es hueveo, de verdad es cinturón verde

claudia cinturon verde 01
Espero que no se le ocurra venir a sacarnos la cresta no más

– Germán: Clau… ¿recuerdas que hoy hay barra libre en el restaurante de Andrés y Lila?
– Claudia: Si… he estado pensando en eso desde hace rato.
– Germán: ¿Qué te parece si vamos a comer hasta llenarnos?
– Claudia: Me parece una buena idea.
– Germán: Entonces ven conmigo.

“Contigo iría a donde fuera, Germán…”, pensé en ese momento. Y el plan que me proponía no era una mala idea: él y yo, comiendo juntos en una pequeña mesa … algo simplemente perfecto.

¡Ay gallaaa, déjense de tonteos y cásense inmediatamente! Eso es amor del bueno cómo chucha tan lentos, llevan como 60 capítulos y todavía ni una pajita loca, ni una chupaíta de teta siquiera, despavíiiilense.

 

Capítulo 65

Me gusta mucho hacer cosplay. Me parece interesante la idea de disfrazarme y tratar de parecerme a algún personaje de ficción que me guste. Y lo mejor de todo es hacerlo junto a mis amigos, que no son pocos, y les gusta tanto hacer cosplay como a mí. Ahora, incluyamos a Germán en esa mezcla. Va a ser millones de veces más divertido.

En mi armario siempre tengo varios disfraces para usar. Y tenía uno en específico que no había podido utilizar porque me faltaba añadirle algunas cosas. Ese traje era de Anakin Skywalker, mi personaje favorito de Star Wars.

Traje especial para salir a enamorar

claudia anakin

– Germán: Bueno, yo no tengo disfraz… ¿qué me sugieres?
– Claudia: Veamos… a ver, a ver, a ver… ¿te gusta Caballeros del Zodíaco?
– Germán: Oh… sí.
– Claudia: Entonces te tengo una propuesta. Contamos con poco tiempo, así que tendré que vestirte de Seiya, cargando la armadura en su caja. ¿Te parece bien?
– Germán: Claro que si. Me parece una idea genial.
– Claudia: Entonces pongámonos manos a la obra.

Mientras esperábamos que la caja se secara, le mostré el resto de mis disfraces a Germán. El vestido rojo de Ada Wong, la camiseta, las gafas y la gorra de Arale Norimaki, el uniforme escolar de Akane Tendo, el traje de Mystique, el kimono de Sayuri… y mis pelucas.

claudia mistique
Con esos disfraces podrías tener al hombre que quisieras bebiendo de tu néctar

Bueno, esto sólo es un extracto porque la historia completa podría llenar un libro del grosor del miembro de Fabrizio #QuePaASSÓ, si no quieres perderte nada de esta bella historia de amor contenido ente una doncella sensual de gustos atípicos y una celebridad de internet mundial te invitamos a leer

No te Olvides de mi

Y su página de Facebook con ilustraciones del mayor romance imaginario del mundo

https://www.facebook.com/GermanYClau

 

 


Internet nunca va a dejar de sorprendernos.

Gracias @motonetas

 

PD: A propósito de youtubers y  fanfics retorcidos ¿Qué significa esto?

que chucha



A ESTA HUEÁ LE DOY:
1 JUMBITO2 JUMBITOS3 JUMBITOS4 JUMBITOS5 JUMBITOS
(54 votos / 4,17/5)
Loading...