Legalicen todo, deshueónense por la cresta: Por qué las drogas deberían ser legales en Chile y el mundo

port

Violencia, crimen, enfermedad y muerte, la pura zorra. Una guerra brígida en medio de la ciudadanía es la que se vive hoy en gran parte del mundo, se gastan millones y millones en esta real guerra antidrogas comandada por las naciones más grandes del planeta (especialmente EE.UU). La hueá es pal pico, lo peor es que con el pasar de los años cada vez hay más políticas públicas, caídos y dinero quemados en estas ofensivas ¿Y qué es lo que logran? El porcentaje de gente que usa drogas ilegales es más grande que nunca en la historia del hombre, proporcionalmente con sus restricciones y la severidad de los castigos, una locura incomprensible.
Es algo que si bien algunos cachábamos por sentido común la cantidad de gente que se espanta con el tema de la legazación de las drogas aún es mayoría y para explicar a esta gente necesitamos la palabra de alguien más creíble, estudioso y entendido en el tema que yo o que cualquiera de los gusanos que puedan escribir para esta página. Es por eso que en esta ocasión me voy a colgar íntegramente de la cruzada del profesor Ethan Nadelmann (ver link si quieren cachar su secura y belleza) para resumidamente exponer con porotos el resultado de sus años de estudios en el tema, dejando en evidencia las falencias de las normativas internacionales con las drogas tiene menos sentido y es más nefasta y contraproducente que la cresta.

Pásenlo a sus amigos drogos, aunque me gustaría más que este texto se lo recomienden a sus papás o conocidos mayores. Empecemos.

En Loserpower no recomendamos el uso de drogas ni ningún estupefaciente perjudicial para la salud, nos encantaría que todos tomáramos puro juguito de zanahoria, pero lamentablemente estamos en el planeta tierra y tenemos que adecuarnos a eso.

 

¿Por qué tenemos la idea de que las drogas son el diablo?

Es principalmente por la realidad en la que nos tocó existir. Nuestra cultura occidental tiene una formación valórica y religiosa que nos ha inculcado que cualquier tipo de drogas es caca, veneno que mata, enseñanza que en realidad la mayoría tenemos implantada en el subconsciente. No es criticable tener este concepto, es una hueá como la religión, es como nos han formado nuestros papás y sus papás a ellos, además el mundo, las noticias y los hechos concretos de los cuales nos toca ser testigos se encargan de confirmar todos los días esa idea.

jiles tuit
Líderes de opinión

Pero la verdad no es tan así. El ser humano desde que existe en la faz de la tierra ha buscado sustancias psicoactivas para quedar felizmente loquito. Alterar la conciencia es una característica propia del ser humano, una necesidad de experimentación sensorial básica humana quizás comparable a culiar rico al sexo o la buena cocina, hueás que en realidad no necesitamos para vivir pero puta que bacán tener la oportunidad de disfrutarlas en esta corta vida. Los motivos para hacerlo en la historia son han sido varios; religiosos, médicos, culturales o por simple entretención, la cosa es que siempre buscamos una forma de distorsionar placenteramente nuestra percepción de las cosas, cosas que por ahora en Chile sólo podemos hacer legalmente con los perjuiciosos alcohol, benzodiazepinas y tabaco.

Ante esta realidad ¿Cuál es el verdadero desafío al cual deberían ir apuntadas las políticas públicas? Me respondo al tiro: Aprender a vivir con las drogas generando con esto el menor daño posible a la sociedad, como el karateka que usa la fuerza bruta del golpe de su rival para sacarle la chucha.

Cuando analizamos históricamente cómo las drogas fueron criminalizadas en un nivel tan absurdo como lo son el día de hoy cachamos que la hueá es súper incorrecta por decirlo elegantemente, porque la génesis de la batalla antidrogas se dio en medio de una atmósfera culiá rancia llena de prejuicios sociales y hasta raciales directamente relacionados con el tipo de persona a los cuales se atribuía.

 

El Origen del tabú

Hasta el siglo XIX (hace una mierda de tiempo si consideramos los años de historia en general) las drogas existentes no estaban penadas legalmente en ningún país del mundo. En EE.UU por ejemplo, se empezó a usar ampliamente el opio en la clase media y alta para animar reuniones sociales o para aliviar dolencias ante la falta de medicamentos de la época. Justo por esa misma época llegaron los chinos de baja extracción a trabajar en las minas, quienes chatos de jornadas demoledoras de trabajos pesados llegaban a sus casas a relajarse fumando su pipa de opio como acostumbraban los adultos en su país natal.

mujeres
Portada de diario de 1877 sobre el club de mujeres fumadoras sociales de Opio, comenzaba el escándalo.

Esto marcó el punto de inflexión, la clase poderosa conservadora y los líderes religiosos comenzaron la primera caza narcótica de brujas al atribuírselos a estos “extranjeros raros de clase baja y raza poco respetable” quienes traían sustancias que transformaban de mujeres decentes y de bien en “esclavas sexuales dementes dominadas por este tóxico chino”. De un momento a otro una costumbre se transformó en un delito perseguido por la justicia. Esta fue la chispa que desencadenó la persecución a los alucinógenos a nivel mundial, replicándose en distintos lugares del mundo. Pasó lo mismo más tarde con esos negros sucios y su polvo blanco u otro grupo social de baja extracción con su marihuana del demonio.

Comienza con esto el terrible mercado negro de drogas que es lo que ha dado al concepto del uso de estupefacientes, fenómeno criminal tristísimo que no ha hecho más que darle argumentos aparentes a los acérrimos detractores más conservadores.

coca snagre

Los narcos son patos malos cuáticos amigos

Gente se está muriendo por enfermedades, intoxicación o violencia por esta brígida guerra antidrogas en la que estamos inmersos como sociedad. Gente que está perdiendo su trabajo, familia, amigos y atiborrando aún más las ya sobrepobladas cárceles sólo por el hecho de elegir un tipo de droga y no otra que no atente contra estas leyes nacida bajo esos pretextos tan poco respetables, el mercado negro está desarrollando sustancias cada vez más adictivas y destructivas para prosperar en el mercado ilegal lleno de consumidores que tienen abierto gracias a como estamos hoy.

 

¿La legalizacion es la solución para el problema social de las drogas?

No lo sé a ciencia cierta y creo que nadie lo sabe concretamente, pero lo que si está claro es que legalizar las drogas muy controladamente sería un beneficio enorme para la humanidad en general. La posibilidad de cambio es muy grande como para o tomar medidas en este asunto, y pa qué estamos con hueás, si el problema no podría estar peor de la cagada que tenemos ahora.

control d

Control, esa es la palabra clave antes que cualquier otra. Una legalización controlada de drogas generaría un monto jugoso de impuestos que irían directo al bolsillo del gobierno. El narcotráfico y todo el mercado negro alrededor de la droga se vería mermado dramáticamente, les cagan la gallina de los huevos de oro. Esto tendría un fuerte efecto en la salud pública, las nuevas drogas legales para los adictos serían infinitamente más limpias y menos ponzoñosas que las mierdas que se venden actualmente (sin necesariamente afectar el efecto que desea alcanzar el consumidor, sólo es depuración de la droga), se bajaría el riesgo de transmisión de enfermedades, la cantidad de patos malos dedicados a esto bajaría enormemente al no encontrar el espacio de mercado que tienen ahora precisamente gracias a las prohibiciones.

La prohibición de las drogas no es un ultimátum de una acción regulatoria sino que es derechamente la negación absoluta a regular. Es abrir el espacio los criminales de lucrar con una demanda que lo queramos o no siempre tendrá consumidores, es la naturaleza del ser humano ser angurri y ni con todas las violentas medidas totalitarias que quieran aplicar van a aplacar la no despreciable cuota de consumidores que las drogas siempre tendrán, pensar otra cosa es una utopía absurda que ya está requetecontra comprobado que NO resulta.

Hay que sacar el negocio de las drogas desde el oscurantismo y la clandestinidad y elevarlos a la luz, donde sea visible de la mano de los encargados de la salud pública de cada país.

 

Legalización de la Marihuana

La prohibición a la marihuana es especialmente estúpida, esto ni siquiera es cuestionable y debatible, es derechamente una hueá. No estoy diciendo con esto que la marihuana sea absolutamente saludable, es evidente que tiene ciertos efectos en el sistema nervioso sobre el hipotálamo, la amígdala cerebral entre otros cables que estimula en el mate, pero una sociedad que permite la venta de drogas tan re nocivas para el organismo como el alcohol, tabaco o drogas de farmacia ¿Cómo chucha puede prohibir algo que es BIOLÓGICAMENTE mucho menos malo? Es una hueá de lógica de kínder, de sumar dos más dos. Ni hablar del cuestionamiento a su uso terapéutico, es negarle a la gente una vez más un mejor bienestar. ¿Qué tanto cuesta la venta controlada para la población?

Reitero la idea de políticas de salud pública. ¿Subiría su consumo en caso de ser legalizada? Probablemente, pero no serían niños en riesgo social a quienes les llega esa mierda prensada llena de químicos nocivos, sino un adulto hecho derecho que decide hacerlo, los abuelos,tus tíos, tú mismo si lo quisieras, gente en edad de usar una marihuana natural, con todas las de la ley. ¿Por qué la abuela que se toma una copa de alcohol para quedarse dormida o un fármaco somnífero con tremendos efectos nocivos para el organismo no puede mandar dos fumadas a un pito para dormir como bebé y de paso alargar su expectativa de vida? ¿Por qué a adultos que se juntan a carretear tomando hasta quedar con el hígado a medio morir vomitando o peleando no pueden hacer una kermesse relajada y conversada mientras fuman un porrito sin temor a la desagradable caña del día siguiente? Matrimonios aburridos podrían encontrar la chispa para poder pisar como cuando eran adolescentes, enfermos de artritis en los que se ha comprobado los beneficios no pueden consumirla por el alarde de gente ignorante, una estupidez sin sentido

 

¿Saben lo mejor de todo esto? Es que en este papiro no estoy hablando de pura teoría o de alguna utopía barata inviable, hay países desarrollados de Uropa Europa como Holanda o Bélgica en los que esto es una realidad hoy mismo (y desde harto rato más). Las drogas son legales pero usadas muy responsablemente, adictos a la heroína pueden ir a su consultorio a recoger su dosis de droga limpia con jeringas estériles, a mediano plazo bajaron sus niveles de todo lo que había dejado su anteriores políticas antidrogas, de hecho el nivel de “desenganche” de los adictos es altísimo porque hay políticas de salud preocupadas por limpiar gradualmente a estos viciosos culiaos y después los reintegran de nuevo a la sociedad que en con mucha más efectividad, e incluso cuando no al menos les permiten tener una calidad de vida mucho mejor que los drogos de esta parte del mundo.

amsterdam negocito
Un negocito piola en Amsterdam ke pazaaa

Loco, si una de las cosas más cuáticas que declararon estos pacientes en recuperación es cuando los investigadores y tratantes le preguntaron cuál era la droga más difícil de dejar hasta los más politóxicos dijeron el cigarro. Y ahí tienen al pucho, legal y nadie reclama por sus hijos en bicicleta, por una cosa cultural. ¿Se imaginan que el tabaco hubiera sido reconocido como producto de consumo de negros, chinos o cualquier etnia que no haya sido la del hombre blanco de buen nivel socioeconómico? Sería hoy más difícil de conseguir que una mujer para un lector de Loserpower.

Siguiendo con el mismo ejemplo del tabaco, ponte tú que declararan que el tabaco y los puchos en general son ilegales ¿Habría menos fumadores? Probablemente si, pero imaginen el espacio que se abriría al mercado negro y a delincuentes con productos de mala calidad o más nocivos por falta de regulación, gente en cárceles y muchos recursos malgastados en un producto que al final se va a consumir igual de una u otra forma.

cigarro-acelera

Menos mal eris legal hueón hediondo y asesino

Falta de imaginación, ceguera, religión, formación cultural y sobre todo mucha ignorancia es un pack de mierda que nos tiene en pleno siglo XXI viviendo bajo restricciones medievales que no hacen más que hacer del flagelo de las drogas un monstruo imposible de controlar hoy. Sé que nuestro país aún no está lo suficientemente desarrollado y maduro para instaurar estas medidas a cabalidad de rompe y raja, pero hacia este camino deberían ir evolucionando las legislaciones a futuro, gradual y responsablemente. Legalizar la marihuana sería un muy buen primer paso hacia esta solución. Por otro lado hay países que ya podrían hacerlo (gringolandia por ejemplo) pero existe aún un exceso de prejuicios y conservadurismo ahueonao.

Cuando hay seres queridos que han muerto en medio de esta batalla en contra de las drogas el tema se pone mucho más sensible, el primer sentimiento humano es querer abolir el narcotráfico por medio de la represión y exterminio. Lamentablemente eso es lo que se trata inútilmente de hacer hoy y yo pregunto ¿Estas regulaciones ayudaron a salvar que su hijo/a muriese hasta la intoxicación por meterse quizás qué basura química o bien propiciaron las condiciones que derivaron en su doloroso final?

niños
Aléjense de la pasta pequeños

 Gente que busca proteger a la infancia porque seamos francos, todos queremos que nuestros cabros chicos vivan dentro de una coraza de protección ante los males del mundo. Esto obviamente no es posible, siempre va a llegar el momento en que el pendejo se va a enfrentar cara a cara con el mundo. Es por que el único y más seguro camino para lograr esta armadura de protección es la educación desde lo más temprano que se pueda, decirle a tu cabro chico que estas hueás existen y decirle sin disfraces NO uses drogas, segundo; No uses drogas, tercero; si no haces caso y usas igual, porfiado de mierda, hay ciertas cosas que deberías saber como por ejemplo la catralá de consecuencias negativas que podría sufrir en base a sus acciones. Una nueva formación a las nuevas generaciones mucho más efectiva que la que tuvimos al respecto nosotros mismos.

imagen final

La guerra antidrogas ya no se puede catalogar ni como bien intencionada, es retrógrada, despiadada, violenta, desastrosa, cara, estúpida y lo peor de todo: Es derechamente inútil.-

 



A ESTA HUEÁ LE DOY:
1 JUMBITO2 JUMBITOS3 JUMBITOS4 JUMBITOS5 JUMBITOS
(65 votos / 4,43/5)
Loading...