La Cosa

AtinaCTM, por aquí va la cosa.

Si por culpa de Freddy Krueger todavía te meas en la cama, Jason te sigue cuando apagas la luz de tu habitación y dices que el circo es fome sólo para disimular tu miedo a los payasos por culpa de It (Eso, el payaso diabólico), es hora de recordar un clásico del cine sarro al más puro estilo Luchenfollen.

Una buena película de terror no necesita un título de ultratumba, mutilaciones por doquier y ñache a destajo para espantarnos el espirítu, a veces un título tan sencillo como “La Cosa” y unas cuantas toneladas de moco merengue bastan para marcar por siempre la vida de un niño índigo.

El ochentero film “The Stuff” (La Cosa) es una película bastante sencilla que gira en torno a la historia de una sustancia de color blanco de origen desconocido que más tarde se convierte en una atractiva, cremosa, nutritiva, suave, deliciosa y viva golosina.

Este dulce viviente, descubierto por unos mineros y convertido en un alimento parecido a un helado, es en realidad un extraño parásito que tranforma en zombie al que se atreve a degustar su peligroso sabor.

La masamorra invade las calles dejando la patá y al final (spoilers mode on) tropas del ejército norteamericano se apoderan del moquillo para convertir al mundo entero en estúpidos zombies mediante pequeñas dosis contenidas en una famosilla bebida gaseosa.

Si todavía odias el helado de piña, huyes de la pasta de dientes y la espuma de la lavadora te parece peligrosa, es porque viste esta cagá ‘e película obra de arte y eres una víctima más de la maldición de “La Cosa”.



A este interesante post le doy: 1 JUMBITO2 JUMBITOS3 JUMBITOS4 JUMBITOS5 JUMBITOS (Sin jumbitos aún)
Cargando…