Gringa satánica busca macho ¡AHORA!

¡Crisis moral! En mis tiempos a las niñas uno las invitaba a fiestas donde debía bailar a una distancia no menor al medio metro de separación, so pena de que la sociedad apuntara con dedo crítico a la mentada señorita como una bataclana, casco suelto, suripanta y vida fácil. Pero las cosas han cambiado: ahora ya no es necesario saber el nombre de tu pinche, ni esperar cinco salidas al cine para esperar un puto beso cagón y que por lo demás significaba hacer planes de casorio y casa con jardín y perro para recién tener la venia para agarrar una bubi por encima de una parca. ¿El mundo está decayendo?, ¿estoy picado?, ¿pasa un barco y la atropella? Respuestas a todo esto después del salto.



A este interesante post le doy: 1 JUMBITO2 JUMBITOS3 JUMBITOS4 JUMBITOS5 JUMBITOS (Sin jumbitos aún)
Cargando…