GG Allin, el Punky culiao que se cagaba en el escenario

allin.jpg

Ya, carajo, iré directo al grano. Sin rodeos. Escupiré al ojo de una. GG Allin es un tipo que no deberían conocer. No, señor. Así que son libres de pasarse por alto este post y por su sanidad, sinceramente, se los recomiendo. Les repito: no quieren saber nada de GG Allin, no tienen interés en retener información sobre sus shows donde cantaba en pelotas, intentaba violar al público y se cagaba en el escenario. Por primera vez en Loserpower recomendamos no leer esto y si son tan shoritos, entonces embetúnense la cara con su propia caca.

Antes que todo, y porque no sé si somos capaces de describir a este culiao, primero intenten ver -bajo su responsabilidad- este video.

Pues bien, él es GG Allin. Un hijo de perra demente con nulo talento musical que intentaba suplir su carencia interpretativa cantando en pelota, sacándose la chucha él mismo y comiéndose su mierda. Así cualquiera es un rock star. Esa no la hace cualquiera.

Para entender a este enfermo, si es que se pude, hay que saber algunos datos de su vida. El primero y más ridículo es que su verdadero nombre no es ni GG ni Juan ni Conflicto Internacional sino Jesus Christ. WTF Jesus Christ Allin. Su padre, un fanático religioso, lo bautizó con el nombre del mesías aunque eso no evitó que al crecer se lo violará con premeditación y alevosía. Lógicamente cambió su nombre por Kevin Michael Allin. Otro dato importante es el crimen que cometió contra su novia. El culiao la violó, luego la quemó viva y estuvo sólo un par de meses tomando sol a cuadritos. La razón: su abogado presentó como prueba ante el tribunal una carta escrita y firmada por la zorrita donde autorizaba a Allin a [Carlos Pinto mode on] perpetrar este horrible crimen [Carlos Pinto Mode off]. A pesar de todo, junto con su banda Murder Junkies, GG aumentó -aún más- la violencia y la autoflagelación en todos sus “conciertos”. No era extraño para él terminar internado en un hospital producto de Europa, puro Europa las lesiones que se auto infringía y que también le proporcionaban (y en cantidades industriales) los asistentes al show. Más de alguna vez amenazó con inmolarse en pleno show. Y créanme que lo intentó.

Debido a su desequilibrada y violenta personalidad, Allin, fue estudio de psicólogos, siquiatras, periodistas y asdf. Aunque en las sesiones (a guata pelá con un micrófono en una auditorio repleto de estudiosos y público sediento de GG) se comportaba un poco más tranquilo: no estaba en pelota, ni cagaba, ni se la comía, pero si intentaba matar a los asistentes. Mira, culiao.

En ese tiempo, Allin ya era seguido por el cineasta Todd Phillips que decidió documentar cada momento de la última gira de GG Allin and the Murder Junkies. El resultado fue el delirante y bizarro documental Hated que inmortalizó la última gira de GG hasta su muerte en 1993 por una sobredosis de heroína. No un suicidio en público como lo tenía planeado.

Disfruta el registro audiovisual de su funeral.

Gracias a Joselo y Samael por el videoaporte



A ESTA HUEÁ LE DOY:
1 JUMBITO2 JUMBITOS3 JUMBITOS4 JUMBITOS5 JUMBITOS
(5 votos / 4,20/5)
Cargando…