Emprendedores de Ayer y Hoy: La Tía Ruth

Me gusta Chile. No por sus lindas y ricas empanadas o el 18, la chicha, la cueca, sus chanas o toda la gente bien rankiada que habita este país, no importa siquiera que yo sea chileno.

Esta es otra tía Ruth que encontramos en facebook y no tiene nada que ver con éste relato.

Chile me gusta por su espíritu emprendedor, Presidentes empresarios/mafiosos, un Judio dueño de tiendas de Retail y fama internacional, etc. pero tendemos a olvidar a esos pequeños grandes emprendedores, esos que con el sudor de su culo (y concha) hacen este bello país aún más hermoso.

Al hablar de estos pequeños grandes emprendedores o en este caso emprendedoras me gustaría que conocieran la historia de la Tía Ruth.

La tía Ruth sería un simil a la tía Olga, esa señora que hacia de las suyas con sus chiquillas en la Octava Región, en este caso la tía Ruth habita un pequeño pueblito de campo llamado Rancagua, o “Ciudad Satelite de Santiago” como los más encachados y pulentos dirían (o pueblo lleno de huasos culiaos).

La tía Ruth asienta sus bases en le trabajo de satisfacer a los clientes dándoles un gran y lindo trato con sus cabritas de lujo, cabritas que solo veriamos en películas porno gringas, que en señal de amaestramiento se cercioran que el cliente disfrute con una buena partusa, sus vituperios y luego su buena cachita.

Muchas historias se tejen sobre esta tía, incluso que los más famosillos de Chile, gente de la tv (obvio) se a pegado sus visitas a esta casa de alegre juventud (una gran hacienda ubicada estratégicamente en algún lugar del gran campo de la sexta región)

Rostros futbolísticos y políticos varios engrosan la lista de gozosos clientes que han visitado la casa de alegre juventud que ofrece la querida tía, para que mentirles manga de calientes y perros culiaos, de chico siempre se escuchaban estas historias de la mítica tía, incluso un amigo (conocido), compañero de colegió pololió alguna vez con la hija de esta gran madrastra del placer Rancagüino.

Ustedes pensaran que esta niña siguiendo la gran enseñanza de la madre, era suelta de casco y bien maraca pa sus weas, pero no, según las historias de este personaje, en ningún momento pudo meterle la pichula, chuparle las tetitas o eyacularle en la cara, ni siquiera tocarle la empaná, pero  luego descubrimos que efectivamente la señorita era buena pa la pichula pará y que solo a esta pobre ave no le resulto.

Historias llegan, por parte de varios colectiveros de Rancagua comentando incluso que alguna vez una gran celebridad llego en helicóptero a la hacienda de la tía de todos, seguramente debe haber sido un Judío calenton weno pa tocarle la vayaina a sus modelos.

Alguna vez me toco escuchar historias de gente conocida que habían ido a tomarse sus piscolitas a la hacienda de la Ruth pero que nunca pudieron concretar (perdedores), claro porque la tarifa es alta, son niñas de primer nivel y con su carnet de sanidad al día, Lo bueno cuesta caro no?

La tía Ruth es de esos personajes que uno se acuerda toda su vida, (no solo por enfermedades venéreas, piojos en la tula o gonorrea) sobre todo si algún día realmente la viste en la calle o que uno de tus amigos vivía cerca de la casa de la tía Ruth.

Olvídense de antros de mala muerte, lleno de adrianes pasaos a sobaco, esto es primera calidad perrito, filetito, pase y diviértase. Café con piernas, pichula, chasca, sobaco, da lo mismo en algún momento todo púber se hace hombre, cuidado eso si no vaya ser que tu vieja sea cabrona y maraca y si fuera así presentate a tu hermana.

¿Historias de cabarets? Siéntese, póngase comodo y cuéntenos, posiblemente alguna vez conociste a alguna tía Ruth, la amiga que le tocaste la teta, el paquete o tu amigo maraco, una tía olga o simplemente una cabrona en nuestras vidas, voh dale no más perro culiaoconchatumare.



A ESTA HUEÁ LE DOY:
1 JUMBITO2 JUMBITOS3 JUMBITOS4 JUMBITOS5 JUMBITOS
(3 votos / 3,67/5)
Loading...