CienAguilasPower: Los mejores ex cadetes de la historia de Chile

 

image03

Por Pelao Arce

“En los tiempos heroicos salieron de tu Alcázar en vuelo triunfal…”. Así rezan los primeros versos del himno de la Escuela Militar del Libertador Bernardo O’Higgins, el instituto matriz encargado de deformar a los futuros oficiales del Ejército de Chile. Sí, los futuros mandos que planificarán la próxima guerra contra Bolivia salen desde sus aulas. Pero hubo varios que, aunque empezaron a despegar, se vieron obligados a un aterrizaje forzoso sin continuar la carrera militar. A esos, incluyendo a quién redacta estas letras producto del ocio en su trabajo actual, este humilde homenaje-investigación periodística de Ciperpower donde recopilamos algunos nombres de ilustres personajes nacionales que quisieron ser militares un día, pero la vida se encargó de cambiarles los fusiles por micrófonos, libros o cintillos de call center como en mi caso.

 

 

Adriana Barrientos

image08
Lista para la guerra

La autodenominada “Leona” de la farándula cambió al Milodón de Puerto Natales por el Punta y Codo y los sapitos mar del Nuevo Alcázar de Las Condes en el año 2003. Pero, como podrán imaginar, duró menos que parrillada para 15 allá. Claro, levantarse a las 6 AM, someterse a la férrea disciplina prusiana, acostarse a las 10 PM, rendirle honores hasta a las moscas, no va para una señorita que soñaba con las luces y la tele desde chica en la Patagonia. Además, el sueldo de alférez recién egresada no le alcanzaría para un broche de cartera Louis Vuitton, menos para un retrovisor de su Porsche. La versión oficial, según lo dicho por ella misma, es que se fue de baja voluntaria por razones médicas (incluso escribiéndole a la entonces ministra Bachelet pidiéndole que intercediera por su reintegro), pero la verdad, es que tenía menos futuro que Zamorano malo pa la pelota.
image05
Firme mi caTETA
Bueno, pero su pasado castrense cada cierto rato renace, ya sea por consultas expresas en la farándula o por sus comentarios sobre contingencia, como alabando la prusiandad de las tropas en la Parada Militar (y peleando con Mario Waissbluth en el intertanto) o, en plena polémica por cierre del Spa & Resort Penal Cordillera, criticó a Piñera por la muerte de Odlanier Mena.

image09

…olvidando que, según la Constitución, las Fuerzas Armadas son apolíticas, obedientes y no deliberantes.

 

 

Gonzalo Cáceres

image01

Me encanta su fusil, mi teniente

Era IN ser cadete del Ejército en los 60s. Era OUT dárselas de “la reina del Regimiento” como cuenta él mismo en una entrevista para Mega. Y sí, Gonzalo Cáceres antes de meterse en el mundo de los brillos y con Sarita Vásquez en ese kitsch matrimonio al costado de las sopaipillas de Alameda con Jotabeche, pasó por la Escuela Militar durante un año. Sí, en esa época donde se creía que para enderezar “desviados” lo ideal era la disciplina del soldado, así, incluso practicó natación y fue seleccionado de la institución para las competencias interescuelas (son como los súper clásicos entre la Armada motes, el Ejército burros, Carabineros pacosculiaosbuenosdíasbuenastardes, la FACH volaítos y la PDI el hermano pobre, los ratis). Se cuenta que allí aprendió el estilo mariposa al revés y al derecho #QUEEEEEEPASOOOOOOO.

image07

Gonzalo Cáceres haciendo cosplay del Cascanueces desde tiempos inmemoriales

 

Franco Parisi

image06

El poder de los calzoncillos Hugo Boss como gasto de campaña

Durante los 70s, era una tradición para muchos militares colocar a sus hijos en la Escuela Militar para que terminaran su enseñanza media adentro. Incluyendo para los hermanos Parisi. Franco y Antonino, que antes de jugar con plata ajena, pasaron por las aulas de Las Condes. Sí, en esa época oscura donde el subdirector era Miguel Krassnoff, un pan de Dios injustamente preso político por torturar y matar comunistas culiaos, según Labbé. Claro, lo sacaron del Instituto Nacional para ver si le picaba el bichito de la vocación militar, pero no, lo cambió por las estadísticas de la FEN, esa universidad privada dentro de una U estatal como es la Chile. Sólo le sirve para el currículum y para que MEO se lo sacara en cara en plena campaña presidencial.

image00

Sindicato N°1 de Palomitas de Melipilla

 

Ricarte Soto

image02

Pegdóneme: una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa completamente distinta.

Don Ricarte, que en paz descanse, al igual que el caso anterior, pasó de otro colegio emblemático (Liceo José Victorino Lastarria de Providencia) a terminar la media en la Escuela Militar, en la que estuvo tres años, el que calificó como “su peor error juvenil”. Sí, fue compañero de varios próceres de Punta Peuco en su periplo uniformado. Él explicó que fue su manera de terminar el colegio a la fuerza, y que apenas egresó de la enseñanza media arrancó. Dos años después, vino el Golpe y sabemos lo que pasó después.

 

Francisco Vidal

image04
A veces, hay que cerrar los ojos y… mmm…

Este es un caso especial y lo dejé para el final por lo mismo. En su juventud pasó por grupos paramilitares de derecha y por la Escuela Militar… y terminó de profe de historia, militando en el PPD, cagándose a medio Chile con el patito Banco Estado y recibiendo lucas del yerno de Pinochet. ¿QUÉ CHUCHA?. Pero vamos por partes: saltó del Liceo Alemán a la Escuela a los 16 años, donde tuvo a hombres de bien como Álvaro Corbalán de camarada de armas. Luego de eso, se fue a terminar su enseñanza media a un liceo de Las Condes, con Andrés Allamand de compañero de banco. Dentro de su historial, también militó en Avanzada Nacional, un grupo radical de ultraderecha hecho para hincharle las weas al gobierno de Allende y la UP, aunque cuando entró al Piedragógico se lo dieron vuelta, pasándose al lado rojo de la vida. De ahí, al PPD, al Banco Estado, a la SEGEGOB y a Defensa, donde nos daríamos cuenta que su pasado uniformado, el que a pesar de haber sido breve, lo marcó de por vida.
El fetiche por las armas lo podemos notar en su colección de soldaditos de plomo, más de 2 mil, en los que invirtió tiempo, dinero y sobre todo espacio. Todo ese esfuerzo en sacar brillo, sacudir, pulir sus tropas, ahora puede ser observado por el público general en el Hall de Honor de la Escuela Militar. Ah, y también es oficial reservista, junto a otros célebres como Jabba the Hutt Checho Hirane.

 

 

Como podrán observar, dentro de nuestra propia versión de las “Cien Águilas” (así se llama el anuario del Instituto Profesional Presidente Pinochet Matriz del Ejército de Chile), encontramos una variada galería de personajes, que, gracias a Dios, no nos defenderán ante cualquier conflicto bélico contra peruanos, bolivianos, reptilianos, aluviones, volcanes, comunistas y la Pachamama. Personajes que, como quien escribe, no harán grande a Chile en la América Austral.

checho

________________________________________

lectore



A ESTA HUEÁ LE DOY:
1 JUMBITO2 JUMBITOS3 JUMBITOS4 JUMBITOS5 JUMBITOS
(38 votos / 3,58/5)
Cargando…