Avellus: El bufón de Chile

avello

Por MoskoMosk.

Imaginemos por un momento, que la máquina del tiempo existe. Que el Dr. Dencil tomó un Lada Samara robado con puertas de aguja (si vas a construir una máquina del tiempo ¿Por qué no hacer algo con estilo?), medio Chocman, 3 latas de spray rojo metálico pa darle corte, un microondas turboalimentado por una juguera que inyecta una mezcla de basura y soda cáustica a las paredes anales de un enano, quien, con sabrosa furia infernal, pedalea sobre un triciclo que energiza los circuitos del tiempo. El acero oxidado de la carrocería de aluminio con aleaciones de cholguán genera una distorsión en el flujo espacio-temporal que… Básicamente, nos permite viajar al pasado.

Ahora imaginen que vamos a la edad Media. Imaginemos que en Chile no hay mapuches, incas ni nada de lo que se supone que les enseñaron (y no aprendieron) en el colegio.

La cagá de país que conocemos es un reino: “El Reino de Chile”. En la que gobierna una monarquía, y digamos que además es un rey que tenía muchas tierras, un castillo y también un amor. Como el rey es cagón y la señora no lo deja gobernar tranquilo, digamos que el país lo gobiernan 6 parejas “amigas” más.

Cosa normal por esos tiempos, era tener un bufón. La mayoría de las cortes elegían a uno. Puesto que, efectivamente, ser bufón era un trabajo (y uno bastante difícil por lo demás). Pero como estamos en el Reino de Chile y aquí las cosas se hacen como las weas, este es un bufón aparecido.

Un bufón no solo actúa como entretenimiento, sino que muchas veces, también como consejero.

En el Reino de Chile no quieren consejos, tienen la pura cagá en el reino pero están convencidos de que le están haciendo un favor a la gente. No contratan a un bufón, sólo a un simple payaso para reírse de su gordura, o enanismo. El payaso es olvidable, y la rutina es básica. Rutina que debe cambiar porque lo que era chistoso ahora, ya no lo es mañana.

En la corte están todos aquellos weones que tienen tierras, lucas y que viven en el castillo del Rey para sentirse protegidos y aislados de la plebe. Y para no pagar el impuesto real para el uso de las casas como todos los demás culiaos. En este reino ficticio, no hay nadie con sangre real pura, porque copulan entre ellos y entre extranjeros para ganarse favores reales o para escalar en la pirámide shoshial.

En este contexto imaginario, visualicen a Felipe Avello con un traje de bufón.

avello2“Los bufones son exagerados, extraños. Con deformidades físicas o mentales, reales o ficticias”

Convengamos que Felipe Avello es un tipo feo, de altura más bien normal, contextura cualquiera. Lleva tatuajes que quisieron destacar, pero sirven para poco más que cubrir un par de fideos que lleva por brazos. Tiene una voz que está lejos de ser radial y una presencia que marca lo suficiente como para no ser atropellado por alguien en el Metro.

¿Es Don Felipes, un weon raro? A mí me parece que sí.

“Actúan entre la delgada línea de lo correcto y lo profano. En su trabajo de hacer reír a la corte, pueden decirle al rey un par de verdades que nadie más osaría contar.”

¿Qué humor hace don Felipes? ¿HACE HUMOR ESE WEON?

No confundamos la labor del payaso con la del bufón. En el reino está lleno de payasos. El payaso es objeto del ridículo, la gente se ríe de él. Y no me vengan con weas shuper de que tengo un amigo que hace circo y es una wea digna y bla bla bla bla. En este reino los payasos son lo más bajo y simple de la carrera humorística.

Un bufón por el contrario, es un weon que miente. Un tipo ingenioso, inteligente (un tonto sabio), un compadre que se maneja en la delgada línea de la genialidad y la locura. Un weon capaz de sacar peligrosas verdades y en una burla exagerada, restregársela en la cara al Rey.

¿Es Don Felipes, un ser intocable? ¿Es Don Felipes, un peligroso revolucionario? Depende.

El bufón puede darse el lujo Guru Guru, de webiar a la corte y a mi Rhhhey sin que lo mahacre porque al ser un weon pobre y tener nulo peso político, no representa un verdadero riesgo para el reino. Bajo la máscara de un weon desagradable, un triste y viejo payaso, se esconde la verdad que muchos ven, pero pocos se atreven a decir. De todas formas un paso en falso, una mala jugada lo deja en cana o amarradito a una viga con destino a ese mar que tranquilo nos baña.

Digamos que hace revolución, pero la hace para los que quieren entenderlo. Para los que pueden soportarlo.

avello3QUEEE PAAAASSOOOOOO

Muchos pueden decir, aaa pero si reírse de los poderosos es fácil, yo hago un podcast donde me cago de la risa de Piñerín y subo memes.

No po weon, acá la cosa es distina. Este weon trabaja en la tele (esa wea no lo hace mejor ni peor que tu amiguito promedio, pero puta que ayuda) horario para las viejas culiás, una plataforma que en vez de usar para cambiar para bien esta sociedad corrompida, la usa para agarrar pal webeo a cuánto weon se le cruce en frente, para bajar de la nube a todos los famosillos, para gritar arriba de la mesa lo que a ti te da cosquillas en el ojete insinuarle a tu jefe.

Con nombre y apellido, comolonvre.

Sin embargo, no todo es fácil para Avellus. Cuándo actúa solo no es tan efectivo. Necesita de alguien que lo obligue a usar esa careta de loco que sirve para demostrar su más honesto desagrado. Necesita alguien que hable el mismo idioma, como un Pablo Zúñiga en Influencia Humana. Alguien que le de cuerda al mono, que lo haga sentir en casa como un Perdo Ruminot en Tierra 2. Alguien que personifique todo ese estado empantanado que debe ser perturbado como un Ítalo Passalaqua y la detestable pero fornicable Pancha Merino en SQP.

¿Es Don Felipes, el Yonni Dip de los mares de Chile, el genio incomprendido de nuestro viaje fantasioso y nuestra paupérrima realidad televisiva? Yo digo que es el bufón de Chile, un bufón que hace muchas cosas, cosas que puedo explicar con una analogía: Imaginen, que la máquina del tiempo existe…

________________________________________

Recuerda que también puedes enviar tu post



A ESTA HUEÁ LE DOY:
1 JUMBITO2 JUMBITOS3 JUMBITOS4 JUMBITOS5 JUMBITOS
(6 votos / 3,33/5)
Loading...