50 Sombras de Grey y el nuevo mercado de viejas calientes

senora

Por Terrible Pollo.

12 de Febrero del 2015 era la fecha que marcaba mi calendario Lipigas ¿Que tenía de interesante esa fecha? Si no eres una mujer de más de 40 años, probablemente nada, pero para las leidis que se lubrican pensando en Ricardo Arjona, ese fue el día del gran evento cinematográfico del año, pues se estrenan las 50 sombras de Grey, pelicula que habla sobre como una empleada se calienta porque se encama a un weon con plata (Cachai la violencia de genero o no machucao’?).

Hablaremos de este gran fenómeno litero-cinematográfico (con un mini riviú de la película incluído), pícara novela erótica para unos, biblia del sexo gonorreico para otros.

¿De que se trata esto de 50 sombras de Grey?

Corre el año 2013 y un libro culiao viene a tomarse las estanterías de las casas chilenas y del mundo. Haciendo el cuento corto, narra la historia de una mina media timidona pero más maraca que las gallinas que conoce a un compadre que empieza a tirarle los corrio’s llegando al punto de mandarse sus polvos locos con latigazos, pelotas en el nudo’e globo y todo el cuento. El éxito del libro fue evidente, todas las dueñas de casas que se respetaran como tal tenían su copia de la novela, y no era extraño ver como cada una de ellas fantaseaba con que el mismo Christian Grey le rascara la cholga por dentro mientras le propinaba correazos como si fuera un huaso chicoteando la yegua.

Así llovieron y llovieron los millones, las ventas en los sex-shop se dispararon y la historia de desenfreno sexual entre Anastasia Steele y Christian Grey era conocidas por todos.

Solo era cosa de tiempo para que un día una película sobre este libro llegara a las salas, y ese día fue el 12 de Febrero.

Lo interesante es como producto de esta wea somos testigos de lo que podriamos llamar la liberación sexual de las dueñas de casa. Vemos como la Sra. Rita, la Tia Eugenia, Doña Tatiana, Nancy la del Almacén, e incluso tu mamá y la mía se desatan, se asumen como maracas hambrientas de corneta. Si bien en algunos casos es evidente el deseo de darle abrigo al pistolón de quaker, en otros se ve un tanto eufemizado bajo ciertos rótulos como mujer madura, moderna, empoderada y cuanta weá se les ocurre a los estudiosos sociales modernos (Pichula! la wea es ganas de sexo y listo).

 

Soy mamá y me gusta el pico. Hola Siglo XXI

Soy mamá y me gusta el pico. Hola Siglo XXI

Ya dejando todas las cosas claras, es justo darle altura de miras a la situación y analizar de que se trata esta película. Dejar de lado por un momento la comodidad del computador y meterse en los zapatos de esa mujer insatisfecha sexualmente, imaginar que es uno el que está casado con un weón flojo, guatón y el con el ñato chico (Iñi Piñi para los lectores Mapuches). Es justo por tanto ver de que se trata entonces las 50 SOMBRAS DE GREY (La pelicula, version pirata llena de cortes):

00:00: Comenzamos con unas imágenes de lo que parece ser Christian Grey haciendo las típicas weas de un weón exitoso y con plata, como asistir a juntas y ponerse corbatas.

00:57: Vemos a quién aparentemente es Anastasia. Pinta de mina clase media/alta, quizás recién egresada estudiante de periodismo o de parvularia.

02:50: El primer encuentro entre los futuros colegas sexuales. Se nota la tensión sexual y la dominación. Es cosa de tiempo hasta que a alguien le revienten el ano.

08:00: ¿La mina conversa un par de weas con el tipo y sale caliente?¿De verdad alguien se compra eso? ¿Habrá sido esta una de las escenas en las que se excitó Karol Dance? Muchas preguntas sin respuesta.

El problema es que en Chile somos todos cartuchos.

El problema es que en Chile somos todos cartuchos.

19:20: El tipo le manda de regalo a la mina las primeras ediciones de unos libros. No parece especialmente interesante pero me hace pensar si acaso el weon no tuviera plata podría llegar a amarrarle las patas al techo a la loca y hacerle la tortuga coja. El dinero no compra el sexo (excepto con prostitutas, claro) pero ayuda eh, ayuda.

22:40: El pobre amigo latino de Anastasia, José, quiso mandarle un calugazo, pero como es un pobre fotógrafo, cagó noma. La formula del éxito parece ser plata + blancura europea. Igual que la mina esté curá como piojo parece ayudar.

35:00: Los personajes entran a lo que parece ser una sala de tortura de la CNI. Apuesto a que en este delirio sadomasoquista esta la clave de la calentura en las fanáticas. Quizás el constante miedo infanto/adolescente de todas estas mujeres a que las torturaran y les metieran lauchas en la zorra se transformó en la fantasía de que les den chicotazos en la raja al culear.

41:30: La mina era virgen y el weón tenia el culo sin pelos. La magia de Hollywood no deja de sorprenderme.

01:14:50: El Christian le regala un auto a la chiquilla. No estoy diciendo que sea una arribista interesada, pero por un auto y un futuro tapizado en oro, hasta yo pensaría en dejar que me cacheteen el culo.

1:24:00: Estas son las escenas que me imagino humedecen a la dueña de casa. En lo erótico es medio simplón. Una mina amarrada a unos fierros, tetas con pezones negros, una pinchá de disco, pero nada del otro mundo. O el porno desfiguró demasiado mis límites o es que realmente estamos frente a porno for n00bs. Si los cachetes no sangran, no es sexo.

1:41:05: Mas del mismo bondage barato. Mucho cuero y poca sangre.

1:47:00: La película termina con Anastasia llorando, parece ser que le da rabia que la saquen la cresta cada vez que culea. Extraño final, incompredido para quienes no leimos el libro. Casi dos horas frente a la pantalla y nada de excitación.

Me gusta el pico y no lo niego.

Es que sabe mijito, me gusta tanto el pico a mi.

Conclusión

Luego de ver la película no queda totalmente claro que es aquello que hizo conexión en la cabeza de todas las viejas califas, pero sea lo que sea, funcionó.

Independiente de si la weá es una basura o una super basura, a sus fanáticas (y fanáticos, admitámoslo, la calentura llega a todos y a todas) les encanta, y al final está bien, el punto está en saber admitir que les gusta el pico y gritarlo a los 4 vientos.

Gracias a 50 sombras de Grey el Juan me mete pelotas en el poto y somos un matrimonio feliz.

Gracias a 50 sombras de Grey, el Juan me mete pelotas en el poto y somos un matrimonio feliz.

Nos encontramos frente a una nueva generación, una generación marcada por una dictadura militar, una generación marcada en algunos casos por largos matrimonios infelices, una generación que llega un poco tarde a la revolución tecnológica pero no como para quedarse abajo, solo suficientemente tarde como para usar todas las nuevas herramientas como el pico.

A pesar de todo, una generación, que bien o mal, se desata, lee weas calentonas, va a los jueves femeninos de la junta de vecinos, con vedettos negros producto de la inmigración, y una generación que se abre entre tanto abrirse se pega la sifilis, pero bueno, gajes del oficio.

No las condeno, las comprendo, las entiendo, pero igual me rio.

En todo caso, HURRA POR USTEDES Y SU REVOLUCIÓN SEXUAL. Todos soñamos con culiarnos a Felipe Camiroaga.

El mundo está cambiando, y cambiará mas.

El mundo está cambiando, y cambiará mas.

________________________________________

Loserpower te invita a enviar tus lindas historias para reírnos de tus sueños o para publicarlas si nos conmueves

lectore



A ESTA HUEÁ LE DOY:
1 JUMBITO2 JUMBITOS3 JUMBITOS4 JUMBITOS5 JUMBITOS
(52 votos / 4,12/5)
Loading...